Las Canas


No leo periódicos, porque usualmente te dicen las cosas malas, feas y trágicas que ocurren en el planeta. No soy una desconectada porque siempre hay alguien que me las resume. En consecuencia, suelo enterarme de lo que pasa sin necesidad de estar pendiente de ello.

El otro día, sin embargo, topé con un periódico y decía que George Clooney había sido elegido el hombre más sexy del planeta no sé por qué revista. Parece algo irrelevante y propio de una sección clasificada como “b” o “c”, es decir, no es importante para los eruditos.

Y no es que me quiera tumbar a los eruditos, pero en un planeta sobrepoblado donde reina la soledad. En donde las mujeres jóvenes, inteligentes y guapas (mis amigas) no encuentran un soltero disponible que valga la pena, el saber que muchas de ellas o muchas como ellas quisieran llegar una noche a su casa, y mientras se disponen a tumbarse en el sofá, las espera George Clooney con la barbita del día, elegantemente vestido, con su carita de pícaro reformado y su media sonrisa, con una copa de vino en una mano y con la otra bajándole las medias, es algo no tan trivial.

Una vez leí que George Clooney decía que no pensaba tener hijos ni casarse y que eso lo hacía el soltero más codiciado. Y claro, es que George sabe de lo que habla. Si se hubiera casado o tenido hijos cuando era joven y sin canas y lo contrataban para hacer de policía bueno en películas de esas que dan a media noche en algún canal de señal abierta, seguro que la mujer lo habría dejado porque no hubiera tolerado mantener a un actor iluso.

Pero ya luego a George le salieron canas y cuando seguramente pensó que se jubilaría o que le tocaría hacer los papeles de papá de la prima del novio que aparece en dos escenas y luego se va, cuando a lo mejor estaba apunto de pensar “y así fue mi vida, solo, pobre y con un sueño incumplido”, en ese momento alguien le dio un papel en “E.R.” y yo me enamoré de él.

Sí señores, ¡yo lo vi primero!!!!! (Eso para las que lo conocen desde Batman o desde Ocean’s eleven y ya me van a querer decir que les gusta y tienen el mismo derecho que yo de soñar con él y sus manos, ya se sabe… con el vino).

Bueno, la reflexión que me hago es que si este hombre tuvo que esperar a tener canas para triunfar, eso quiere decir que cuando uno ama algo apasionadamente (una profesión u oficio) y se entrega totalmente a ello, lo más probable es que el reconocimiento llegue… tarde o temprano.

Y eso quiere decir que las mujeres ya no buscan hombres jovencitos, lampiños y caras de niños, así que hombres maduros, este es su año!!!! no se tiñan las canas.

Anuncios

Cuéntanos qué piensas...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s