Sube Nomás!


El sol castiga con sus rayos veraniegos los cuerpos de los citadinos. Se siente la piel húmeda y caliente y los olores de los cuerpos vecinos empiezan a alterar los olfatos finos.

El grupo decide tomar un taxi para llegar al destino. No se ponen de acuerdo y la mitad de ellos queda en un lado de la vereda y la otra mitad la cruza. La más avezada estira la mano y el taxi se detiene.

Es costumbre de los taxis detenerse exactamente en el lugar en el que estaban cuando vieron la mano levantarse. Éste está en medio de la pista, sin apearse a ningún lado. Sin que la cliente se espante, empiezan a negociar el precio. El tiempo parece detenerse y una nota aguda y chirriante parece servir de música de fondo para esta espectacular escena. 

Detrás del taxi hay un nissan color borgoña poco limpio. Dentro de él un octogenario vestido graciosamente, con un sombrero de ala ancha hace rememorar aquellos tiempos de los grandes hacendados o chalanes a caballo. Sólo que este caballero no tiene ninguna fina estampa. Se deshace en improperios y descarga su furia con el claxon o bocina. Es como si se hubiera sentado sobre él.

En la vereda de enfrente, a la sombra, una madre con su niño en brazos no sabe qué hacer. Su instinto ciudadano le dice que no tome ese taxi. Su limeñísima acompañante le grita desde la otra vereda “sube rápido”.

En medio del sol, del ruido del cláxon, de los gritos del anciano, de la vergüenza de estar subiendo a un taxi que no conoce las mínimas reglas de tránsito o por lo menos de convivencia civilizada, toma a su hijo y se sube al taxi.

Se acabó el ruido. El reloj vuelve a funcionar.

– Qué viejito tan enojón – dice el taxista.-

– Sí, con tan poca paciencia lo único que logra es alterarse – responde la clienta.

Ay, con los conductores de micros y de taxis en Lima, y con clientas como aquella, se tiene asegurado el estrés nuestro de cada día.

Anuncios

Cuéntanos qué piensas...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s