¡Idolatrada!


Ok, ok, la fuente es un anónimo que en la valentía ficticia que produce el anonimato me insulta y me acusa de hacerle daño a no sé quién. Pero claro, como no se identifica  ni expresa cuál es el daño ni me ha dado jamás oportunidad no sólo de saber de qué habla sino de reparar mi error, pues tampoco pasa a ser fuente creible y seria.

Pero igual me ha causado gracia el hecho de que dice (por supuesto no es creible ni confirmado) que ha escrito a la oficina del Opus en el Perú y le han dicho que soy una persona enfermiza con ansias no de ser querida sino de ser idolatrada.

¡Genial!

(Es decir, aparte que es delito ir calumniando a las personas y como tengo identificada la dirección IP de mi agresor o agresora puedo entablar seriamente una denuncia).

Eso que el opus “pensaría” de mi es lo que yo pienso de su fundador. .. ¡y él llegó a los altares!… Todavía tengo esperanzas (voy a consultar a los teólogos) jajaja…

Y aquí… la por siempre I D O L A T R A D A…

Anuncios

Cuéntanos qué piensas...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s