No Quiero… (otra vez el amor)


Hoy, igual que ayer y que varios días previos a estos, he vuelto a pensar en el amor.


Ya sé, ya sé, soy recurrente con el tema. Pero por favor, les pido que me presenten a una sola mujer normalita, soltera, sin compromisos, profesional, medianamente guapa e inteligente que no piense en el tema este de “¿por qué no hay nadie para mi, si yo soy buena?” Y eso que no les pido que me presenten a esas solteras, treintañeras, medianamente guapas e inteligentes que por miedo a quedarse solas se han hecho “al dolor” y tienen parejas con las que formarán hermosas y comunes familias disfuncionales, y posibles divorcios dolorosos con los consabidos “ya me lo decían todos…”.


Pero bueno, yastá…que pensar en eso no es nada “raro”, ni las solteras (no todas, al menos) somos castigadas divinas por los enormes pecados que cargamos a las espaldas (¿o si?)… ni tampoco es que los corazones rotos sean necesariamente corazones solos.


Pensaba, pienso y repienso muchas teorías. Desde que el amor de mi vida es un extraterrestre que viaja en una nave espacial por el universo salvando estelares viudas y desfaciendo satelitales entuertos (lo sé, vi muchas horas de “Star Treek” en mi tierna infancia) hasta aquella que dice “yo no nací para amar, nadie nació para mi, yo sólo fui un loco soñador no más”…


Pasando por la resignación “zen” que me dice que bueno, yo tengo un niño precioso, ya qué más quiero, quizá ese no es mi camino porque finalmente todos los seres de luz somos seres solitarios, incomprendidos y un poco super guapos (hay que decirlo .


Y – bendito sea Dios-, todos los días amanezco con una teoría nueva. No importa el medio oriente, no importa la violencia urbana, no importa el calentamiento global. Yo cada día, todos los días, además de enviar amor al universo, además de jugar con mi niño, además de trabajar seriamente, además de tratar de ayudar a alguien (algo fácil, nada de heroísmos, que no me van), además de comer, beber e ir al baño… todos los días, aunque sea un minuto, pienso en “¿por qué diablos no hay nadie para mi?”


No quiero ocasionar confusiones, de haber gente hayla… mucha, por todos lados, pero es que en uno de esos arranques míos de teorizar y echarme a perder enamorándome… aprendí lo que no quiero…


Yo no quiero un amor civilizado, / con recibos y escena del sofá; / yo no quiero que viajes al pasado / yo no quiero catorce de febrero/ ni cumpleaños feliz. / Yo no quiero juntar para mañana, /no me pidas llegar a fin de mes; / yo no quiero comerme una manzana / dos veces por semana / sin ganas de comer. / Yo no quiero calor de invernadero; / No me esperes a las doce en el juzgado; / yo no quiero ni libre ni ocupado, / ni carne ni pecado, /ni orgullo ni piedad /Yo no quiero saber por qué lo hiciste / yo no quiero contigo ni sin ti;


Agrego: Yo no quiero que mueras por mí, ni te mueras si me mato, ni matarme si te mueres…


Dicen que cuando uno sabe lo que no quiere, está cerca de saber lo que quiere. Sigo con lo que no quiero (y que Sabina no incluyó en su canción y por lo tanto no puedo copiar y pegar).


No quiero casarme por la iglesia, ni un novio formal, ni discutir por tonterías, perdiendo el tiempo en teorías sin saber filosofar. No quiero aprender a cocinar, ni aguantarme las ganas de reír, ni tener miedo a que me dejes, ni a que no me quieras más. No quiero convivir con fantasmas. No quiero que bailar sea un deber.

No quiero tener miedo a decir que te amo, ni tampoco a darnos placer. No quiero sospechar tus prejuicios, ni quiero escuchar cómo te fue. Ni lo que digo yo o lo que digas tú es importante… que una palabra viene a ser pasado, y ya pasó. Quiero vivir en el presente, tomarte de la mano, mirarte a los ojos y saber… que te encontré.


(Puf… y luego me sorprende lo del extraterrestre)..


Ahora mismo tengo algunos teoremas en la cabeza. Dos hombres importantes de los que me enamoré y no pude amar, uno del que me hubiera enamorado si no lo conociera… y otro que no conozco, pero busqué.


Me refugio en lo desconocido, sabiendo su nombre, recordando su cara, quizá (por qué no) un día me comunique con él… pero (me temo) que el conocerlo sólo sirva… para saber alguna otra cosa que no quiero…


Y de eso ¡no quiero más!

Anuncios

4 comentarios en “No Quiero… (otra vez el amor)”

  1. Hola Emevecita, quizás me recuerdes quizás no tengo mi espacio y hace tiempo lo visitaste http://maternidadymujermiespacio.blogspot.com/.
    He vuelto y te he encontrado que mejor!!
    Quiero felicitarte por toda tu trayectoria escribiendo y publicando post como este que en lo personal logro entenderte un poco en tu sentir…yo estoy en el proceso de duelo de haber terminado la relación con el padre de mi hijo y para mi por ahora no existe el hombre para compartir mi vida no por ahora espero que mi panorama cambie no se si en un año o dos o quizás menos pero por ahora no esta en mis planes…deseo que pronto lo encuentres tu y que todo te salga bien te mando muchos saludos!

    RESPUESTA DE EMEVE
    Rocío gracias por pasarte por aquí. Visitaré tu sitio para dejarte un super saludo 🙂
    BESO.

  2. Hola Emeve “amor civilizado”.

    Por definición el amor nunca es (ni debe ser) civilizado. Y el amor justamente lo quieren los que lo rechazan. Es que en realidad el amor es una contradicción en si misma. Es una etapa innecesaria para la vida, pero fundamental para el espiritu.

    Y de eso no quiero mas!

    Besos Emeve suerte en esa busqueda de lo prohibido.

    Chinasklauzz

    RESPUESTA DE EMEVE
    Bueno, yo decía que no quiero un amor civilizado… así que va a ser que coincidimos…
    Mientras la discusión la circunscribamos en amor a una persona como pareja… podría decirse que sigo en la búsqueda…
    gracias por pasarte por aquí..

  3. Lo que tu has escrito lo pensé yo hace cuatro años y ya que tu citas a Sabina (que me encanta) te cito yo a Calamaro: no sé lo que quiero, pero sé muy bien lo que no quiero.
    Es lo único que he tenido claro cuando me quedé sin pareja de motu propio (no aguantaba ser mueble en mi casa)…y ahora, hace ya casi tres años no sé si él es lo que quiero, pero reune todos los requisitos para no ser lo que no quiero.
    Y cito ahora a Pablo Milanés: no es perfecto más se acerca a lo que yo, simplemente soñé.

    RESPUESTA DE EMEVE
    Gracias… si todo sale bien, me queda un año ¿no? jajajaja
    En realidad me alegro mucho de saber que te va bien… da esperanzas… a lo mejor a mi me pase parecido …
    y si no…
    no sé…

Cuéntanos qué piensas...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s