La Teta y los Piropos


“mamacita, si el color rojo es de la pasión… báñame con tu mestruación”
(personaje de “La Teta Asustada”)

El otro día fui al cine a ver esta película peruana B U E N I S I M A, ganadora del oso de oro en Berlín (ya sé que estoy repitiendo la propaganda pero no tengo ni pajarita idea de qué diantres es el oso de oro, pero si una peruana -pituca o chola- se gana la pezuña de oro, yo me emociono igual).

Ahora mismo no voy a comentar la película (que ya hay gente que hasta estudia para hacer eso) sino hablar del piropo que encabeza este post y de los muchos que las peruanitas bonitas tenemos que tolerar en nuestras vidas haciéndonos como que no los esuchamos y deseando en el fondo de las almas que eso mismo se lo hagan a sus madres… que una no es santa.

Hay de todo tipo de piropos. Los más lindos siempre me los han dado los viejitos. Una va por la calle hecha un lío pensando en el smog, en que me voy a arrugar con tanto sol sobre la piel (y sí, eso pienso) y en que quizá el micro no tenga asiento y yo estoy cansada y tantas cosas más. De pronto un señor de más de 70 se te planta delante, detiene su paso señorial y te suelta un “se escaparon los angelitos”… o un “qué hermosa eres”… o un “p r e c i o s a” pero saboreando cada palabra, como si el viejito no tuviera nada más que hacer en el día que decirte algo bonito. A mi me alegran el día entero… qué arrugas, qué smog, qué nada… voy por la calle con una sonrisota bendiciendo al viejito aquel.

Están los horribles. Esos que los oyes y te dan náuseas, o te quitan el gusto por algún alimento o por algún color (como el del encabezado). Esos que oyes y tienes ganas de matar… o de decirle “mírate a un espejo, cómo se te puede cruzar por la mente que te voy a dejar comer… (usen la imaginación) so pedazo de feo, loser y majadero”. Luego de la rabia inicial que una disimula fingiendo que no oyó nada y sigue caminando, viene la risotada… y es que tienen su gracia (si no van dirigidos a tí, claro).

Los que más me ocupan son esos que una no sabe si son piropos o si al tipo se le escapó algo nice por casualidad y ni lo pensó. Por ejemplo “qué precioso es tu hijo, es igualito a tí”. Entonces una no sabe si quiso decir que soy preciosa, o que de niña era preciosa, o que a pesar de parecerse a mi el niño salió precioso… o si al final sólo quiso ser amable con el niño y yo le importo un pito. En resumen, no sé.

Y asi con los piropos… ¿será igual en otros países?

Anuncios

5 comentarios en “La Teta y los Piropos”

  1. Sí es igual en todas partes. En mi país no se estila piropear a las mujeres por la calle. Ya se cuidará mucho un viejito de hacerlo. Los pocos piropos que se dicen, en todo caso, sólo a nivel privado. Lo anterior se considera buena educación.

    Los trabajadores (albañiles, constructores de aceras, instaladores, los de las zanjas, barrenderos, camioneros, etc.) que trabajan en la calle, sí gustan de increpar a las mujeres, pero, más que por gracia en el piropear, por divertirse con sus groserías: ¡tía buena!, ¡maciza!, ¡ese culo!, ¡vaya melones!, ¡menuda seta!, ¡ven que te voy a hacer algo!, acompañado además por un grito, algo así como un rebuzno humano. El machismo de los currantes identifica ciertas partes de la anatomía femenina con el reino vegetal (flores incluidas).

    En privado, algunas veces sí se lanzan piropos, pero sólo cuando se intuye que a la receptora le va a gustar: ¡qué guapa se te ve!, ¡qué mona!, ¡hoy da gusto verte!. Hay un piropo, para mí muy simpático: ¡viva la madre que te parió! (los piropos dirigidos a los niños, también lo son hacia sus madres).

  2. Hace un tiempo leí por ahí que esto de los piropos, dependiendo de la forma en que se hacen, tiene mucho que ver con el nivel intelectual de las personas. Por ejemplo, mientras más bajo es el intelecto, se pasa de simplemente mirar, a silbar o hasta a gritar cosas en medio de la calle.

  3. Yo propongo a todas las mujeres que le digan algo a cada estupido que suelta su “piropo”. Estos imbeciles estan acostumbrados a que una no diga nada, que se asuste, se sienten machisimos los muy idiotones, sobre todo cuando estan en grupos. Pero van a ver cómo se ponene si les dicen algo! Los descuadra tanto!!!

    Recuerdo que una vez le tire un cuadernazo a uno de esos a los que les gusta hacerse los malandros con sus amigos, solo quise hacer la prueba de qué pasaria si en vez de hacerme la sueca, tomaba accion. La verdad es que ni siquiera recuerdo el piropo que me dijo, solo recuredo que despues de hacerlo me moria de risa.

    Asi que sea como sea, mi consejo es que no se la tomen en serio, eso le da a una como mas animo de tener alguna reaccion, aunque sea exagerada y sobreactuada… Tomenlo como una oportunidad para destapar por un ratito a su actriz o loca interior!

    RESPUESTA
    jajaja… me encanta tu propuesta….

Cuéntanos qué piensas...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s