Problemas en Wonderland


Aquí Alicia reportándose.

Resulta que el día viernes en la noche no se me ocurrió mejor idea que asistir al Festival de Cine de Lima por la noche a ver Au Galop, y me gustó muchísimo oír francés

(hey Moneypenny, ahora viene la parte en la que yo digo…) porque #ComoTodoMundoSabe mon franchute es tres bon… hombre qué digo tres, quatre bon, sin más.

A mí que a veces me pasan cosas raras (no tanto como a Dolega, pero me pasan) resulta que hay una escena en donde ocurre la muerte de un padre (fijarse bien en lo sutil que soy para no decirles que se muere el papá del protagonista y con ello jorobarles la peli, spoiler que dicen los gringos) y mi compañero acaba de vivir un escena parecida en la vida real. No ayer, ni antes de ayer, pero creo que hace menos de un año. Yo que soy tan acertada, en la cena posterior al cine, cuando él me dijo “esa escena me recordó lo de mi padre”  una, tan sutil como siempre, y trayendo hacia sí todos los reflectores de luz, le dijo lo doloroso de la muerte de un tío y zanjado el tema: no lo dejé hablar…

¿Por qué tamaña insensibilidad? Es que no sé enfrentarme a la muerte. No es que yo no tenga asimilado que me voy a morir (asimile o no igual voy a pasar a la otra vida, me voy a enfriar, voy a petatearme, o sea, voy a morirme no más) sino que no sé consolar a los afligidos. No voy a funerales (salvo que me vea acorralada y no pueda salirme de esa), no soy, digamos, la mejor compañía para quien requiera consuelo y apoyo. Nada, la niña (o sea, la hermosísima mujer) se trae encima todos los reflectores y el problema del otro no es nada al lado del mío. Ains… qué nervios…

La cena post cine super bien (salvo por el pequeño detalle comentado) y me acosté tardísimo. Con lo cual me desperté tardísimo el sábado. Y ¿les conté? mi notebook ha decidido pasar a mejor vida, o es eso o tiene infección, estamos esperando al médico (mi hermano) que llega de viaje mañana para que la diagnostique.

Cosas van, cosas vienen, el domingo nos despertamos, el mini cuero regio bello divino y yo (la hermosísima) al mediodía. Así como lo oyen. Como los príncipes (en mi imaginación porque no conozco príncipes de verdad, ustedes me entienden). Y acabo de leer la causa de tanta pereza, el domingo fue el día más frío de Lima. (—>> denle click al enlace para que vean con qué nos morimos de frío los limeños)

A mí me llevan al Polo Norte y duermo 6 meses seguidos, como las wuiflas (= como si nada).

Sumarle lo siguiente: lunes, 1 p.m., hora de almorzar, así que preciosísima ricura mamacita linda procede a escribir una entrada a su blog más que nada por respeto a la audiencia. Y a la bendita pc no se le ocurre mejor idea que borrarlo todo. Con lo bien que estaba quedando.

Ni modo, por esta vez solo queda aquí el breve recuento de los problemas en Wonderland, eso para que sepan que no todo es color de rosa en la vida de las bellas… o como diríamos en mi pueblo: las bellas también lloran (amos).

Anuncios

29 comentarios en “Problemas en Wonderland”

  1. Yo no soy muy amiga de ir a funerales, pero hay algunos que no puedes dejar pasar. Sí me encantan los cementerios del pelaje que sea. Son una atracción turística para mi.

    Lo de que no dejaras a tu amigo hablar debe ser por nervios, para no ponerte en el plan de paño de eventuales lágrimas, quizás.

    En Chile decimos “como las WIFAS (o güifas)” que quiere decir muy mal. Ej: me fue como las güifas.

    Saludos

  2. Ja ja Marga, a veces te sales (siempre se ne olvida que determinadas expresiones coloquiales a las que soy muy dada quizás no las entiendes) quiero decir que a veces te superas, se te ocurre cada frase…

    Yo tampoco se enfrentarme a la muerte, cualquier frase me parece estúpida y no sé que decir, a veces hasta me he escondido por la calle para no encontrarme con alguien a quien debería dar el pésame y claro está encima quedo fatal, soy un dsastre para eso.

    Un beso niña

    1. Eso de esconderme por la calle no me ha pasado aún, es que soy muy escrupulosa, siento que ya me vieron y tal. Lo que hago yo es saludar, y hablar de mí, sin tocar “el elefante en medio del salón”… igual quedo fatal, claro… pero cada quien tiene su estilo ¿eh?

  3. Yo es que pienso que a veces cuando te acercas a alguien a recordarle su pérdida le estás haciendo una faena porque lo va a pasar mal. Por eso, si puedo evitarlo prefiero también cambiar de acera. Un beso.

    1. Sí Susana, me pasa eso mismo, que me parece que solo le recordaré el dolor y no sirve de nada lo que diga porque si yo estuviera en sus zapatos (en su pellejo iba a decir) estaría perdida, llorando y bastante triste y querría que me dejen estar así un rato… en fin…

  4. Qué más querrías tú que irte al Polo Norte y desentenderte durante seis meses de las responsabilidades que tienes contraídas con tus lectores.
    No sé cómo sería la entrada que se ha comido tu pc, pero ésta te ha quedado de los más apañado.
    Besos.

    1. Gracias Macondo, tremendo halago viniendo de quien viene. Yo no sé cómo estaría, pero me conviene decir que estuvo un millón de veces mejor que este 🙂 y así mantenemos leal a la fanaticada (esperando todos que recupere ese post que la verdad ni lo acabé de escribir)…

  5. Pues hablar de la muerte es como hablar del nacimiento: que levante la mano la que no ha contado su parto con pelos y señales a todo el que quería oirle. Pues con la muerte, lo mismo. Necesitas que te escuchen. Es curioso, pero desde que el sexo ha dejado de ser un tabú ha sido sustituído por la muerte, que mejor que no se vea, ni se sepa de ella, ni siquiera se nombre. Yo he tenido varias peloteras con el Rey Lemuel por mi insistencia en llevar a los niños a todos los entierros. Al final ha pasado por el aro al ver que ellos ven la muerte como algo natural. Triste, pero no aterrador. ¡Y a tí lo que te pasa es que estás deseando volver al cine el viernes, bandida! (sólo faltan tres días…)

    1. yo, como el rey Lemuel… qué nerviosssssssssssss… no es por miedo a la muerte sino porque no sé consolar… ahora, si escucharlos hablar de la muerte es todo lo que piden 🙂
      espero dentro de tres viernes más, porque este que viene tengo una reunión, y el otro viernes otra (agenda recargada ¡solo me pasa a mí!)

  6. Los funerales son muy tristes, si se pueden evitar se evitan, lo malo es que hay muchos en los que no tenemos escapatoria y hay que dar la cara.
    Eso sí debemos de esforzarnos en ser más solidarios y atentos a los momentos dolorosos de quién tenemos al lado en nuestra cama.
    Más que nada para mantener calientes las sábanas……..
    Un Fuerte Abrazo, amiga 🙂 .

    1. Traducción: si quiero meterlo en mi cama, deberé dejarlo hablar de sus momentos dolorosos (claro, ahora ya me explico por qué una es virgen por caducidad… ya, ya, lo he entendido todo 🙂 )

      1. Margamv, perdona parece que no ha sido muy acertado mi comentario,
        Y te pido humildemente disculpas por hablar precipitadamente y a la ligera de camas y sábanas.
        Yo sólo he pretendido indicar que los humanos somos seres sensibles y que sufrimos, y un poco de calor y atención siempre vienen bién.
        Sólo queria indicar éso y lo he estropeado, ¡perdóname!.
        lo siento 😦 .

      2. No tienes nada de qué disculparteeeeeee… me lo he tomado a la broma pero tienes mucha razón en lo que dices y lo he entendido, solo que soy así… si no me río de algo, me siento como incompleta… perdónameeeeeeeeeeeeeeee…

  7. Escucha las sabias palabras de Joaquín….
    Creo que las personas que pierden a alguien, lo que realmente necesitan son dos cosas. Que las escuchen y verte. He ido a muchos funerales conde no he abierto la boca para decir absolutamernte nada. Simplemente me he sentado al dado de mi amig@ y listo.
    Siempre me recuerdan el bien que les hizo mi presencia. Porque solo querían eso, mi presencia. No hacía falta que dijera nada. Simplemente ó escuchar ó estar.
    Pero se de gente que no puede ir a esos sitios.
    Te aconsejo que lo dejes hablar. Sin decir nada, no lo necesitas. Él no quiere consuelo, quiere desahogo, creo. 🙂
    Besazo

    1. ha pasado ya tiempo, cuando recién ocurrió lo llamé y le dije “aquí estoy”, pero era como una frase hecha, no sé, como él tenía a otra gente más cerca, yo solo cumplí, ay Dios, por eso soy solteronaaaaaaaaaaaaa….

      1. Que nooooooooo. No te vas a quedar solterona. Ya verás que aparecerá un príncipe maravilloso y te decidirás a besarlo y se convertirá en un hermoso y sexy sapo y te pasarás la vida comprando moscas para tenerlo contento. Y hasta irás donde él te diga aunque sea un motel inmundo 😛

      2. es que me llevan a mi al hotel de la Pantera Rosa y enviudo… y digo que lo comieron las hormigas negras del lavabo… eso mismo… ¿¿¿ves por qué la naturaleza me aleja de los príncipes maravillosos que se puedan convertir en sapos???? jajaja

  8. En el polo norte es verano, debe hacer calorcete 😀

    Lo de los funerales… pues nada, yo suelo ir a alguno, pocos, los de los familiares de los compañeros, esperas en la puerta, le das la mano, “no somos nada”, dejas que entre todo el mundo y vas a esperar a que salgan en el bar más cercano, te vuelves a acercar, “lo dicho, no somos nada” y a cascarla, si la cosa es hacerte notar para aprovechar el viaje, no hay peor cosa que el ir a un funeral y que el interesado no se entere, el muerto no, que ese no se entera de todas todas, el familiar, hay que ser bienqueda.

    Y me diréis, “a un funeral no se va a esas cosas, se va solo si te importa”, un cojón, vas por compromiso la inmensa mayoría de las veces, normalmente ni conoces al finado.

    Besos hermosa damisela.

    1. ¿en serio me visualizas a mi diciendo “no somos nada”? ains, es que yo no soy tan así de artista Dess… eso te lo dejo a tí que eres campeón…
      yo me pongo a llorar como la viuda desconsolada (sea hombre o mujer el/la difunt@: una lo que quiere es llamar la atención) y que vengan los deudos y me den el pésame a mí, que para eso soy el center of da universe (que venga moneypenny para que vea que soy políglota)…
      eso sí, lo del bar me ha gustado, aquí esa sana costumbre no se ha instalado aún…

      1. Tú vas diciendo a la gente, “ve pasando” y ni se enteran, la cosa es que salgas del bar justo antes de que acabe, ahora, la putada es qeu sea en una ermita perdida de la mano de dios.

  9. Por dios bendito del amor hermoso!!!! La temperatura normal del invierno en Lima 15 grados! Tú vienes aquí y no te despertamos ni a tiros! jajajaja

    En cuanto a lo de los pésames, funerales y demás estoy con Dess. La mitad de las veces ni se enteran o ni te enteras ( que por desgracia me ha tocao estar en los dos lados) pero un buen abrazo a tiempo vale más que el ir o el decir cualquier bobada que no consuela para nada.

    Y otra cosa: ¿me puedes decir en cuantos idiomas nos has hablado hoy que me tienes diccionario pa´lante diccionario pa´tras?!!!!!

    Besazo!!

    1. que hoy de madrugada en un distrito en el que yo no vivo ha hecho 13 grados y quería yo seguir de largo con el sueño, lo dicho, debo viajar pallá en invierno, solo necesito una cama, un sofá o algo parecido que me acoja y me deje de lado, simplemente durmiendo.

      oye, no sé cuántos idiomas, entre los que me sé y los que me invento, deben haber unos 20 🙂

  10. Es curioso el tema este de saber aceptar o no la muerte, y asistir o no a los sepelios. Aquí en Occidente lo que se lleva es evitarles a los niños todo contacto con la muerte hasta que ya son mayorcitos (si ambos padres han de acercarse al tanatorio de turno, el hijo se queda con alguien de confianza). Sin embargo, en muchas partes del mundo se procura que su toma de conciencia sea lo antes posible, para que sepa que la muerte está ahí, aprenda que se puede y se debe a llorar a los que desaparecen, pero que la vida sigue.

    Gracias por tu entrada: tu explicación de por qué no acudes a los funerales la hago mía: porque no sé consolar a sus allegados.

  11. A mi no me ha quedado claro lo del “spoilier” o dónde tienen los o las gringas ese aparato , agradecería aclaración…

    PD. a cambio te aclaro que el “Delta del Ebro” -donde Pater realizaba una excursión- se encuentra allá dónde el Ebro desemboca en el Mediterráneo, está en el sur de la provincia de Tarragona-Catalunya- y diría que la población al que le pertenece es Deltebre o l’Ampolla …

    1. Gracias por lo del Delta (¿has visitado ya la casa de Dolega, la de Inma y la de Dessjuest? no te las pierdas, son divertidísimas) ahora a lo que voy…

      Spoiler es una palabra inglesa derivada de spoil, que significa “echar a perder”, “estropear” o “arruinar”. En los comentarios o críticas relativos a obras artísticas, principalmente las que pertenecen al género narrativo (cine, literatura, videojuegos, cómic, series televisivas, etc.), significa revelar el argumento. En ocasiones es necesario mencionar elementos que constituyen un adelanto de lo que acontecerá en la historia (o detalles de esta). Estos párrafos donde se revela total o parcialmente el argumento, son llamados spoilers. Aveces la gente lo toma como un insulto a algún gusto en particular.
      De esta manera, si la palabra funciona como sustantivo y en tanto que sinónimo de “descubrimiento” o “revelación”, puede hispanizarse ortográficamente su forma inglesa a “espóiler”, en el caso de uso en singular, o “espóileres”.

Cuéntanos qué piensas...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s